Problemas de los bus-bar en paneles fotovoltaicos

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A la hora de decantarse por un servicio de instalación de paneles fotovoltaicos hay muchos criterios que se tienen que sopesar, y que pueden marcar la diferencia. Por eso debes conocer los problemas de los bus-bar en los paneles y no decantarse tan solo por un precio muy reducido es un gran error, ya que se suele sacrificar en calidad para obtenerlo.

Todo esto deriva en importantes problemas de calidad que pueden manifestarse tanto a corto como a largo plazo. Por desgracia, es una situación más común de lo que parece.

Alrededor de 1 de cada 2 problemas relacionados con estas instalaciones están relacionados directamente con los paneles fotovoltaicos. De estos problemas, un 41% tienen su origen en los bus bar.

Los problemas bus bar aluden a las conexiones entre células.

Debido a que es un porcentaje bastante elevado, vamos a tratar este tema en detalle.

¿Qué es la tecnología de Bus-Bar?

Los paneles solares fotovoltaicos están formados por una sucesión de celdas fotovoltaicas que tienen la capacidad de captar la luz que viene del sol y hacer la transformación en energía eléctrica. Las bus-bar son unas pequeñas barras de metal que tienen la propiedad de permitir que la electricidad las atraviese.

Aunque es cierto que esta tecnología revolucionó el mercado en su momento, ahora no es la más eficiente debido a los problemas que puede dar.

¿Cuáles son los inconvenientes de los bus-bar en los paneles fotovoltaicos?

  1. Susceptibles a los cambios de temperatura

El gran problema de la tecnología bus-bar nos lo encontramos en el momento en el que se suceden cambios de temperatura. Las placas estarán sometidas a los procesos de contracción y dilatación lo que hará que, a la larga, se empiecen a estropear, afectando drásticamente al rendimiento del aparato.

Los estragos del entorno pueden llegar a ser tan extremos que podría llegar a afectar al backsheet del panel, y esto haría que la placa quedase inutilizada.

  1. Puntos calientes

Estos problemas se podrían dar a corto plazo, pero son más susceptibles a largo plazo. Con el paso del tiempo, la situación anterior creará microrroturas a nivel interno, en las bus-bar, lo que terminará derivando en esos temidos puntos calientes que pueden quemar el panel por completo.

  1. Oxidación

En el caso de que tengamos la placa colocada en un lugar en el que la presencia de lluvias sea elevada o que el índice de humedad relativa sea alto, también tenemos un problema importante con los bus bar.

Debido a los calentamientos que se producen en estas placas, combinados con los bus bar y con la lluvia o con los entornos muy húmedos, se eleva la posibilidad de que se oxiden. Y eliminar este óxido es muy complicado en la mayor parte de los casos.

Aunque la probabilidad de que ocurran los problemas bus bar no es demasiado elevada, después de la gran inversión que hemos hecho en las placas, no nos la podemos jugar comprando algo que, quizá, no dure demasiado.

Entonces… ¿Qué alternativas tenemos? Los paneles sin bus bar.

¿Qué son los paneles sin bus bar y cómo pueden ayudarnos con este problema?

Los podemos encontrar de diferentes tipos en el mercado: algunos de ellos eliminan en gran parte el bus-bar, mientras que otros lo hacen por completo.

El funcionamiento de los paneles sin bus bar es el siguiente: las células estarán adheridas utilizando un tipo de adhesivo especial en la industria aeroespacial. En otras palabras, estarán diseñadas para aguantar el uso continuado, el paso del tiempo y hasta para enfrentarse a los agentes externos más extremos.

Estas son las principales ventajas de decidirse con ellos:

  • Nos olvidamos de los puntos calientes: teniendo en cuenta que cerca de un 41% de los problemas que se dan en las placas fotovoltaicas están directamente relacionadas con los bus-bar, haciendo la inversión en estos nuevos dispositivos nos aseguramos de que la posibilidad de fallo sea inferior.
  • Eficiencia: otra de las ventajas de estos paneles es que logran incrementar la eficiencia de los sistemas en un porcentaje muy interesante (ronda el 22% aproximadamente).
  • Tecnología: se diseñan siguiendo una tecnología especial que ha estudiado los errores del pasado, aportando soluciones para adaptar los paneles fotovoltaicos a los nuevos tiempos.
  • Garantía: aunque dependerá de cada fabricante y de la empresa instaladora, lo más habitual es que se ofrezca una garantía de hasta 25 años por los paneles sin bus bar.

Escoge siempre al mejor instalador para las placas sin bus bar

Además de decantarte por este tipo de placa, es fundamental invertir en un instalador profesional que cuente con amplia trayectoria en el mercado, y que domine el producto. También te podrá asesorar sobre cómo mantenerlo y dar consejos para que te dure el máximo tiempo posible.

Olvídate de que tu panel fotovoltaico falle y decántate por lo último de lo último en tecnología relacionada: confía en paneles sin bus bar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Ahorro

La compensación de excedentes

¿Qué es la Compensación Simplificada de Excedentes (CSE)? La Compensación Simplificada de Excedentes permite al cliente vender su energía sobrante de su instalación fotovoltaica de

Leer más »

CONTACTA CON NOSOTROS

Te informaremos sin compromiso