La importancia del autoconsumo para ahorrar en la factura de la luz

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En cualquier hogar, pagar la factura eléctrica supone un buen pellizco a los ingresos de la unidad familiar. Si quieres empezar a ahorrar, hay muchas maneras de optimizar el consumo de luz para intentar que la cantidad gastada mensualmente se reduzca. La más sencilla y económica, como seguramente ya sabrás, es cambiar los hábitos de los habitantes de la casa.Gestos tan sencillos como apagar la luz al salir de una habitación, poner el termostato del aire acondicionado o la calefacción a una temperatura razonable puede ayudar enormemente. Si consigues convertir todas esas mejoras en los nuevos hábitos de tu familia, verás cómo notas una ligera bajada en la factura.

Pero esos pequeños gestos solo pueden ayudar hasta cierto punto. En el artículo de hoy vamos a ver dónde está el verdadero ahorro en tu factura eléctrica.

Una pequeña inversión para un ahorro considerable

Supongamos que ya has tomado todas las medidas de ahorro energético más sencillas de aplicar, pero sabes que aún hay margen de mejora. ¿Piensas que tu factura de la luz sigue siendo demasiado alta? Entonces no es suficiente con modificar los hábitos de consumo de los habitantes de tu hogar.

Las acciones que suponen un mayor impacto en la reducción de tu factura eléctrica requieren de una pequeña inversión inicial. Tal es el caso de la mejora del aislamiento de tu domicilio o de la instalación de placas solares fotovoltaicas.

Se trata de acciones que puedes llevar a cabo por separado o conjuntamente. Si tienes que optar por una de ellas, la instalación de placas fotovoltaicas es la más sencilla, ya que no tendrás que realizar obras en tu casa. Para optimizar los aislamientos, es posible que tengas que cambiar ventanas y puertas, incluso que modificar ciertas paredes para incluir una capa aislante que evite la pérdida de calor. Dependiendo de cada caso, las obras que deberás realizar pueden ser bastante complejas.

Sin embargo, la instalación de placas solares para el autoconsumo de energía no es para nada complicada. Una vez analizada las características de tu hogar y determinada potencia y el número de placas que necesitas, la instalación es muy rápida. En el caso de Hogarsolar, en tan solo 1 semana desde que aceptas el presupuesto, los técnicos se desplazarán a tu casa y dejarán las placas instaladas y listas para empezar a producir energía de manera inmediata.

Con tus nuevas placas solares fotovoltaicas para el autoconsumo de energía solar, podrás ahorrar hasta un 80% en la factura de la luz.

No solo ahorras: también vendes lo que te sobra

El autoconsumo para ahorrar en tu factura de la luz está genial, pero ¿qué ocurre con la energía que produces y no llegas a consumir? Muy sencillo: puedes obtener una compensación económica.

La producción diaria de tus placas solares no es siempre constante, al igual que tampoco lo es el consumo energético de tu hogar. Habrá días en los que tus placas produzcan tal cantidad de energía que tu familia no la consumirá al 100%. Sería un derroche dejar que esa energía se desperdicie. Por eso, las compañías eléctricas te permiten volcar los excedentes de tu instalación de autoconsumo en la red. De esta forma, podrá ser aprovechada en otro hogar.

La compañía eléctrica contabiliza la energía que vuelcas en la red, gracias a un contador bidireccional, y te descontará la cantidad correspondiente de la factura eléctrica del próximo mes.

Así que, en realidad, el ahorro con el autoconsumo en tu factura es doble: por un lado, consumes la energía que tus propias placas solares producen, y por otro, obtienes una compensación económica por la sobreproducción de energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

CONTACTA CON NOSOTROS

Te informaremos sin compromiso